¡Dónde está la franja amarilla?

Publicado en por wyepesj.over-blog.es

12052010382.jpg

 

 

¿Dónde está la franja amarilla?

Contextualizado para Tumaco

 

En la época de la colonia Tumaco era un caserío ubicado en una isla de 200 hectáreas separada de la costa por un estrecho canal. El caserío importaba algunos bienes para la zona andina y para las minas de oro de Barbacoas, distantes dos días de camino y explotadas desde el siglo XVII por esclavos negros. En la segunda mitad del siglo XIX Tumaco comenzó su lenta transformación en ciudad.  La transformación de Tumaco fue el resultado de la exportación de madera y tagua, ésta última es la semilla de una palma que crecía de manera abundante en los alrededores del puerto de forma silvestre.

 

Esta semilla, entre 1850 y 1940 se exportaba para hacer botones en Europa y Estados Unidos. El crecimiento (mas no desarrollo) de Tumaco fue por tanto impulsado por un fenómeno general de la historia. Durante este período los países de la región sufrieron grandes cambios estimulados por la demanda de alimentos y materias primas generada por la industrialización de Europa y Estados Unidos. La economía y la transformación urbana de Tumaco muestran cómo este fenómeno llegó hasta rincones muy remotos. En particular, la economía de la tagua generó nuevas oportunidades para descendientes de esclavos que migraron de la zona minera de Barbacoas a establecerse  cerca de los táguales y facilitó la formación de un pequeño grupo de comerciantes blancos que importaban algunas mercancías y compraban semillas de tagua que luego exportarla.

 

Si bien es cierto que el ensayo de William Ospina “¿Dónde está la Franja Amarilla?, es el reflejo de lo que se ha vivido en Colombia, igualmente es valedero decir que en cada región y/o municipio de nuestra patria también se ha dado esa misma situación con unos matices a veces más aberrantes como es el caso de San Andrés de Tumaco; no podeos olvidar que hemos vivido durante más de tres siglos y como el poder siempre ha estado en manos de unos pocos como se manifiesta en la época de la tagüa, en los últimos tiempos la “Familia Escrucería”, Hoy la dinastía del Señor Nilo del Castillo y el futuro sigue incierto, ya que a ellos y sus antecesores solo les preocupa el interés particular y pasan por encima de las clases menos favorecidas las cuales se ven en ocasiones obligadas a convertirse en guerrilleros, paramilitares, narcotraficantes, sicarios, o ladrones.

 

La historia del ascenso urbano de Tumaco revela contradicciones asociadas con su dependencia de la extracción y exportación de un producto de la selva. La riqueza producida por la exportación de tagua no creó una metrópoli en la selva, sino una pequeña y desalentadora ciudad. El volumen del comercio y el valor de las semillas generaron ganancias sin precedentes. Las contradicciones que caracterizaron a Tumaco no se limitaban al tamaño de la economía: incluían divisiones y tensiones raciales. Tumaco estaba marcada por las divisiones que caracterizaban su economía. En la ciudad personas negras conformaban la clase trabajadora y en la selva recogían las semillas de tagua, mientras unos cuantos blancos manejaban el comercio de exportación y disfrutaban de la mayoría de las ganancias. La forma en que las élites interpretaban la relación entre la selva y la ciudad también establecía diferencias y de este modo moldeaba el carácter de la ciudad.

 

En nuestra Región han pasado infinidad de gobernantes apoyados y elegidos por unas minorías y que junto con los gobernantes han sido tocados por la corrupción y no han actuado a favor de la región o del país entero sino de aquellos que son dueños de las empresas, o tienen el dinero para manejar los contratos siempre buscando aquello que les conviene más, es por esta razón que todos y cada uno de nosotros debemos reflexionar e invitar a todos a explorar y explotar aquellas cosas positivas que tiene nuestra región y nuestro país tales como los recursos naturales, fauna y flora, el arte, la música, la ciencia e incluso nuestra propia historia, invitar a todos a que sintamos que somos dueños de nuestro país y buscar eso que nos haga salir del atraso, del lodazal en que nos encontramos y a mantenernos a flote así como muchos países que teniendo menos riquezas que nosotros han logrado estar entre los más importantes del mundo.

 

Como conclusión puedo decir que  debemos evitar la polarización en especial entre pobres y evitar se siga como si fuese un campo de batalla en el que solo escuchamos y vemos cosas nefastas que en algunos casos sus habitantes se han acostumbrada a vivir en la indiferencia, la corrupción y el desasosiego por aquello que nos pertenece a todos. De la misma manera debemos vivir nuestro propio entorno y vivir en armonía con la naturaleza, explotándolo pero garantizando el goce y disfrute a las próximas generaciones.

William Yepes Jiménez

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post

Viajes 12/08/2010 14:39


Te agradezco todo lo que has puesto, porque no tenia ni la menor idea de lo que era la franja amarilla, asi que gracias a ti, ya se de que va el tema jeje.